RSS

Archivo de la etiqueta: Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes

Editorial Chocolate participó en el VII Encuentro Internacional del Movimiento de Mujeres Poetas Internacional (MPI)

Ha sido un honor poder participar por primera vez como autora, junto algunos de mis alumnos, en el VII Encuentro Internacional del Movimiento de Mujeres Poetas Internacional (MPI) que han organizado los ayuntamientos de Alcobendas y San Sebastián de los Reyes este pasado fin de semana.

 

Ayer sábado tuvimos la oportunidad de llenar con más de 200 personas el salón de actos del Centro Cultural Pablo Iglesias de Alcobendas en Madrid, unidos por una causa común: el grito de “libertad” de muchas niñas del mundo por conseguir la igualdad de oportunidades en la sociedad en que vivimos. Más de 30 escritores tuvimos el placer de leer nuestros poemas y microrrelatos en un acto aperturado por las Concejalas de Familia y Protección Social, así como la de Participación Ciudadana.

Una hora y media en la que dio tiempo para emocionarnos con las poesías y los relatos de autores y autoras que quisimos poner nuestro granito de arena en la realización de este acto y que fue sellado con la entrega de un diploma a todos los participantes y una antología en papel con todos los relatos presentados.

Además tuvimos la suerte de poder escuchar al cantautor Billy Hop con una hermosa canción que nos emocionó a todo el auditorio (y que os reproducimos aquí), y con la pequeña violinista Li Yang, hija de padres refugiados en España.

Muchas gracias a Grito de Mujer y en especial a nuestras Esther Freire, por dejarnos participar.

Y aquí abajo, os dejo el relato en el que por primera vez participé junto a mis alumnos, como autora. ¡Hasta el año que viene!

 

 

 

 

 

El Barrio por Tesa Zalez

Todo el barrio la vio crecer pero nunca hizo nada.

Al principio solo era una víctima más de una familia desestructurada: padre alcohólico, madre sumisa y la “hembra” entre cinco machos como la despreciaban los vecinos de la corrala.

Nunca nadie la quiso llamar por su nombre.

Pronto, los soportales de las casas y las malas compañías, hicieron que su infancia fuera un sueño ligero del que despertó un día entre lágrimas y rímel corrido. Más tarde llegarían las drogas, el prostituirse por una dosis, el vagabundeo por las calles en busca de una mala colilla que llevarse a la boca.

Y una mañana el barrio despertó.

Habían pasado varios días sin que la hembra de Paco se hiciera ver y los rumores empezaron a inundar las tertulias de los parroquianos y los sillones de las peluquerías. Muy cerca, al final de la avenida y al lado de unos cubos de basura, aparecieron tras unas semanas sus botines rojos y su cazadora de cuero. Olían a orín, sexo y muerte. En el suelo, una cartera con un DNI borroso y la imagen de una niña-mujer de tez parda y ojos vidriosos acompañaba a un nombre que nunca pronunciaron: Libertad.

 

 

 

 

 

Etiquetas: , , , , , , , ,